viernes, 27 de abril de 2012

La culpa pesa un kilo más, para el que parte.

Hoy he decidido hacer algo totalmente nuevo en mi vida. Puede que suene cursi y ridículo, pero me ayudará a superar mis problemas sin ayuda de nadie: Voy a comenzar a escribir mi día a día en una pequeña libretita roja, donde seré libre de poner todos y cada uno de mis pensamientos, por muy ridículos que sean, para que así, cuando esté casada, con un marido, dos preciosos hijos y una maravillosa casa con jardín, la rescate del baúl perdido y así poder releer todos los momentos por los que he pasado durante esta etapa de vida tan dura como es la adolescencia, y decir con una sonrisa: "sí que era inocente, sí...". Cada decepción, puñalada, sonrisa, lágrima, enfado, sorpresa... Todos esos momentos que me marcarán, y así convertirme en la persona que seré. También he tomado esta decisión, para no tener que depender de nadie, porque mis problemas, son míos, y solo yo sabré cómo solucionarlos realmente. Estoy segura de ello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario