lunes, 25 de abril de 2011

¡BASTA!

BASTA. Hasta aquí hemos llegado. Punto y aparte, bueno no, punto final. Paso de página para siempre. Se acabaron las sesiones de llantos hasta altas horas de madrugada, se acabó el complejo que tomé con mi cuerpo por tu culpa cuando te marchaste. Hay millones de chicos ahí fuera, esperando a encontrar una razón para ser felices, igual que yo, y pienso mirar uno a uno hasta dar con el adecuado, no digo que me haya olvidado de ti, lo cual creo que nunca conseguiré pero lo que sí digo es que voy a empezar a ser feliz y a buscar nuevas posibilidades. ¿Que si esto es un adiós? Sí, supongo que sí, pero aunque te odie y no quiera volver a verte nunca más en mi vida, tengo algo que decirte: Tú estarás siempre en mis pensamientos, porque este amor no fue de este mundo, fue bonito y especial, has dejado huella en mí. Siempre serás mi tonto, en lo más profundo de mi ser.
Adiós.

domingo, 24 de abril de 2011

Enfados sin razón alguna.

Hoy no he sentido ganas de llorar ni soledad ni tristeza. Hoy más bien me he encontrado enfadada. Enfadada pero aún nosé por qué. Incluso se han dado cuenta mis padres y me han preguntado la razón de mi mal humor, y yo les he contestado que era por dormir mal. Y dandole vueltas y vueltas he llegado a la conclusión de que la razón de mi enfado, eres tú. Tú, tan guapo y especial, mi razón de vivir y mi sonrisa de tantos días. Quién lo iba a decir ¿no? Y la explicación es que odio mi vida gracias a ti, intento odiarte a ti también, pero no lo consigo. Has hecho de mi vida un infierno con tu partida, supongo que estarás contento ¿no?

jueves, 21 de abril de 2011

Mírame, como antes lo hacías.

¿Sabes cual es el problema?¿Cual es el único y puñetero problema?¿Quieres saberlo? Pues mira, el problema es que me engaño a mi misma, creyendome que lo tengo superado cuando no te veo, pero después de dos semanas, te encuentro un día así por que sí en la calle y vuelvo a caer. Vuelvo a tener esa sensación de calidez en el estómago y a la misma vez esa angustia que me destroza por dentro. Odio cada vez que me pasa, porque salimos todos en grupo, y tú estás entre ellos. Me abrazas, te pegas a mi, me miras y me sonríes... Pero todo como a tu mejor amiga. Joder, ¿es que no recuerdas que soy tu ex? ¿Que tal vez te siga queriendo? Y el colmo de los colmos, es que llegues y me pidas ayuda para ligarte a una de mis mejores amigas... Pero bueno, qué haré, si no te veo feliz es peor, así que me joderé y trataré de ser una buena "amiga", pero recuerda, aunque nunca leas esto, recuerda que yo siempre te querré como a ningún otro.

miércoles, 20 de abril de 2011

No sé nada.

Cuantas veces hemos deseado borrar un día, un instante, un momento, hasta un año de nuestras vidas, a borrarlo todo y vaciar nuestra memoria. Cuantas veces no deseamos volver a ser niños, vivir todo de nuevo, recuperar lo que se fue o dejar que el tiempo ponga las cosas en su lugar. Algunos simplemente no esperan nada del tiempo. Da lo mismo regresar o avanzar, simplemente renuncian a que el tiempo continúe su paso y se marchan con lágrimas y un largo adiós. Si deseáramos en algún momento perder completamente la memoria y plegarnos por ejemplo a la frase “comezar de nuevo” ¿cuántas cosas no perderíamos? serían como aquellas cosas que se extravían accidentalmente en una mudanza y luego se extrañan. Perderíamos el calor del primer beso y la sensación de aquel amanecer que fue perfecto. La nostalgia por amores pasados y la inocencia con la que nos entregamos a lo desconocido esa primera vez. Quedarían atras los amigos que iban a ser eternos, las cartas que nos hicieron llorar, la primera o última vez que vimos a un gran amor, los brazos mas cálidos, el día que pensamos que se iba a acabar el mundo, el dolor más bonito, la sonrisa mas esperanzadora, el nacimiento del sentimiento más puro.
¿En realidad, comenzamos una vida nueva o matamos otra llena de bellos recuerdos? Dejamos una vida y un presente que nos da infinitas oportunidades por soñar con un futuro perfecto que no existe o un pedazo de cielo donde no sabemos que nos espera.
¿Vale realmente la pena perder la memoria?

lunes, 18 de abril de 2011

Dios, matame.

+Eso, eso es lo que más me fastidia y me jode.
-Ya, me lo has explicado miles de veces, pero aún no comprendo cual es la parte mala de la situación.
+¿Es que no la ves?
-Pues no...
+Claro, como tú no eres la que está enamorada de él, la que está en este triangulo amoroso...
-Vale, perdón, tampoco te habre dicho algo tan malo...
+No, lo siento, es que estoy algo... sensible.
-Bueno, deshaogate.
+Pff... es que es todo tan grande para mí.
-Pero es que todavía no me has explicado por qué te jode tanto.
+Me jode porque el me ve como su mejor amiga, me cuenta todos y cada uno de sus secretos, y una de mis mejores amigas, me cuenta lo mucho que el le gusta, y me piden que les ayude a conseguirse el uno al otro. Entonces llega el momento en el que me planteo qué debo hacer, si poner buena cara, o desaparecer.

Grítamelo, que pueda oírlo.

+Grítame.
-¿Qué?
+Eso, que me grites.
-Ya, pero ¿por qué?
+Tú solo hazlo, odiame, grítame lo que odias de mí, héchame en cara todas y cada una de las veces que he hecho que te sintieras una mierda y te has callado por miedo a perderme. Dime lo mala que soy y lo insoportable que me pongo a veces.
-Noelia, pero... sólo puedo gritarte una cosa...
+Pues hazlo, ¿a qué esperas?
-TE QUIERO.

domingo, 17 de abril de 2011

Mi vida, tal y como es...

Ojalá, existiera un manual en el que explicara qué hacer en el caso, de que el chico que te gusta, o más aún, amas, se enamore de tu mejor amiga. Qué hacer en el caso de que esa amiga comience a decirte que él empieza a picarle, que le mola, pero no por su personalidad, si no por su cuerpo, y empieza a contarme todas y cada una de las curisiladas que le dice.
Entonces, si eso ocurriera, ¿qué debo hacer? ¿poner buena cara y hacer como si no me importara? ¿sonreirles a ambos y alegrarme si los veo juntos? Me parece que estoy destinada a ser la oveja negra, la que se tiene que tragar siempre toda la mierda y sufrir por todos.

sábado, 16 de abril de 2011

Cielo mío...

-Cariño…
+¿Si, mi amor?
-Verás…
+¿Qué pasa?No me asustes, eh…
-No, no, si no es nada malo, es sólo que…
+¿Sólo que…?
-Pues solo que te veo aquí, junto a mí, mirando juntos la puesta de sol, abrazados y cojidos de la mano, y eso hace que me lo pregunte…
+¿Que te preguntes el qué?
-Pues el de por qué a mí y no a ellas.
+Tu ya sabes que yo solo soy para ti.
-Si lo sé, es simplemente que me hace sentirme insegura, porque tú tienes a un montón de chicas esperando a que yo cometa un fallo, chicas guapísimas que lo darían todo por estar contigo, y sobre todo, arpías….¬L¬
+Cielo, tú ya sabes que yo sólo tengo ojos para ti, que me enamoras con cada mirada, con cada beso y con cada sonrisa. Así que no tienes por qué preocuparte, ellas serán “guapisimas”, como tú dices, pero para mí, la única preciosa eres tú.
-Todavía no sé la suerte que tengo de tenerte… ¡TE QUIERO!
+Tú me querrás, pero yo te amo.

Muétrale al mundo entero tu sonrisa.

En estos momentos, lo único que me apetece es abrazarme a ti y llorar. Deshaogarme de todo, contarte cómo ha sido mi semana y quedarnos callados y cogidos de la mano. Solos tú y yo.
Respirando al mismo compás, mirando al infinito, sin hacer nada, pero juntos. Siempre juntos.
Porque tú me entiendes a la perfección aunque a veces, piense que no, que eres el peor tío del mundo, que odio haberte conocido y que ojalá nunca se hubieran juntado nuestros caminos. Pero luego están tus abrazos, tu sonrisa, tus besos… Estás tú.

Sí, eres perfecto.

Qué claro tienes el pelo. Verdad verdadera. A tu lado todos los modelos, los actores de cine, los cantantes de moda son algo insignificante. Que sí, que fijándose, cualquier persona objetiva diría que son mucho mas guapos que tú. Pero, ¿sabes qué? No me importa qué piensen. Porque yo no quiero unos ojazos azules, yo quiero que tus ojos, esos cuyo movimiento he memorizado, me sigan por cada uno de mis pasos. Que yo no quiero un chico con una sonrisa perfecta; quiero que sea tu sonrisa, que sean tus labios perfectos y no tan perfectos tus dientes tan bonitos, la sonrisa que provoque a todas horas que me brillen los ojos. Que yo no quiero otro olor, otra piel; quiero ese aroma que creo sentir en todos lados, ese mapa mudo en el que seria capaz de colocar todos los lunares. Que sé como agachas la cabeza, levantas la mirada y te muerdes el labio superior. Sí, y también sé como se balancean tus brazos suavemente al sentarse en una silla, llevo la cuenta de los segundos que pasan hasta que dice algo importante. Sé la mirada que tiene cuando me está escuchando.
Le conozco como a nadie, y me encanta.

Que le jodan la vida a otra.

Nadie me entiende, estoy sola en este mundo, pero tengo lo que importa, y es una gran confianza en mí misma.
Que le den al mundo y a las personas que lo habitan, que lo que yo quiero es ser feliz y no estar amargada por gilipolleces estúpidas que se les ocurren soltar a todos los imbéciles.
Que les peten un rato y que dejen de joderme la vida, que para eso se compran un baby born y punto, joder!
Me tiene harta el mundo, pero voy a hartar al mundo, le voy a pagar con la misma moneda, confío en poder hacerlo porque sé que yo puedo hacerlo, puedo amargarles la vida como ellos me la han amargado a mí. Ya no puedo confiar en ellos, me han demostrado que no confían en mi, pero por mucho que digan que soy muy responsable, que confian mucho en mi… Son sólo habladurías!
¡Que os den a todos lo, capullos y gilipollas, y a ti incluido mundo!

El tiempo no curó la herida que dejastes en mí.

¿Qué día es hoy?
Que más da. Sólo es otro día sin él, otro de esos insoportables días sin su sonrisa, sin oír su voz, sin sus abrazos, sin sus miradas...
Sólo es otro día perdido, contando los segundos, minutos, horas, días, meses que faltan para vernos; otro día en que mi pensamiento no está aquí, está allí, con él.
Sólo sirvo para echarte de menos.

Buf..

Perplejidad. Confusión. Frustración. Engaño. Impotencia. Odio. Malestar interno. Arrepentimiento. Más tristeza. Más impotencia.
Son sentimientos, el orden de los sentimientos que experimentamos en una ruptura. Todos estos sentimientos dan paso a lágrimas, y más lágrimas. Después llega preguntarse el por qué, ¿por qué a mí y no a otro? ¿tan fea soy? ¿tan gorda estoy? ¿tan poco le importaba?
A continuación de todas esas preguntas, viene la impotencia, y por último, el odio. El temible odio a la persona que más amas.Espero que estés leyendo esto, para que sepas que me has jodido la vida y que no quiero verte más en mi vida.
Pd: a pesar de todo, te sigo queriendo.

viernes, 15 de abril de 2011

(L)

Las palabras vuelan, pero lo escrito permanece.

Ella, mi vida.

Amigo:dícese de quien está contigo siempre,incondicionalmente. Se alegra con tus triunfos y se entristece por tus desventuras. Es alguien a quien siempre puedes llamar por la noche,si te sientes mal, y no te colgará el teléfono. Un amigo siempre te escucha, aunque le aburra a veces tu conversación. Un buen amigo no trata de hacerte pequeño, sino que te engrandece. Un amigo es alguien con quien aprendes a comunicarte aún sin hablar, solo con un gesto o una mirada. Un verdadero amigo se conoce en las situaciones difíciles. Un amigo es quien a pesar de conocerte bien,te acepta tal y como eres. Si encuentras un buen amigo, cuídalo como a un tesoro. Yo, por suerte, ya he tenido el placer de encontrarlo.

jueves, 14 de abril de 2011

(L)

- Me encanta..

+ ¿El qué?

- Todo

+ ¿Todo? ¿Qué todo? 

- Todo lo que seas

miércoles, 13 de abril de 2011

Te sigo queriendo, eso no cambiará.

+Te quiero tantísimo...
-Pero no más que yo, mi amor.

(...) Sí, aún recuerdo alguna que otra conversación como esta. Pero la verdad, no sé ya que creer, si lo que pensabas era cierto o simplemente eran palabras sin sentido que fluían de tu boca y producían en mí una sensación irreconocible: notaba como te acelera el pulso, a la misma vez sentía frío y calor, me entraban ganas de reír y gritar... Sí, una buena sensación. Ahora parece que estás más guapo que nunca, más simpático y gracioso que de costumbre, supongo que será porque ya no te tengo, porque te has marchado de mi lado, aunque siempre que puedo acudo a verte, fingiendo una sonrisa mientras por dentro me destroza la idea de que te hayas enamorado tan rápidamente y hayas conseguido olvidarme en apenas dos días. Pero creeme, por ti me tragaré las lagrimas y el dolor, y haré como si fuera feliz ayudándote a conseguirla a ella, ya que la única de mis intenciones es verte sonreir y feliz sin sentirte culpable por mi culpa.
Sufriré por lo dos, no hace falta que te preocupes por eso. Sufriré porque sigo amándote, no me puedo engañar a mi misma. Sólo te quiero pedir un favor: Déjame volver a respirar el aire que tú respiras, pequeño.

Te odio...

-Te quiero... Te quiero, te quiero, te quiero!
+No vuelvas a repetir esas dos palabras.
-¿Qué? ¿Por qué? ¿Qué pasa?
+Odio que me digas eso.
-¿Y eso?
+No quiero que digas algo tan importante y que no signifique nada para ti.
-Noelia, me estás asustando. ¿Qué te pasa? ¿Por qué me dices ahora esto?
+Porque no soy tonta ¿vale? ¡No nací ayer! Veo la forma en la que la miras, hablas de ella, y la manera que me tratas cuando ella está cerca.
-¿Otra vez con eso...? Pensaba que ya habíamos hablado sobre esto...
+Yo también lo pensaba, y que era tema zanjado, pero a mí puede que llegues a engañarme con tus palabras disfrazadas en bonitas sonrisas, pero no a mi corazón tan lócamente enamorado de ti que sufre cuando siente una traición como esta.

Mal de amores... Algo incurable.

En 1924 un médico llamado François Boisent enumeró, una a una, todas las anomalías físicas y mentales que se producen cuando una persona se enamora.
Al principio afirmaba Boisent que el enamoramiento tiene numerosas similitudes con procesos gripales: estado febril, dilatacion de pupilas, palpitaciones, sudoración, temperatura alta y disminución de pensamiento periférico.
El mal de amores cursa los primeros días como un catarro, pero a lo bestia, hasta que el paciente se habitua a la presencia de la persona amada. Después, los síntomas en lugar de remitir como sucede en los procesos gripales, se multiplican. El enamorado pierde el apetito, pasa las noches en vela, con gran ansiedad, y se entrega al aislamiento y la soledad. Y aunque el paciente sabe lo que le está pasando, no hay antibiótico ni anti-gripal que lo alivie. La vida sin la persona amada se convierte entonces en un infierno. En función del organismo afectado, su período de recuperación puede ser de unos días, o convertirse en una enfermedad crónica, un desasosiego para toda la vida.

Carta a alguien bastante especial.

Hoy, por fin me decido a escribirte.
Han pasado unos largos meses llenos de lágrimas por tu ausencia, de tristeza por tus recuerdos, y de suspiros por aquellas cosas tan bonitas que salían de ti cada vez que me veías.
No ha pasado un segundo en el que no pensase en esa preciosa sonrisa que tienes y que hace que salga de mi una felicidad inmensa.
Miro por la ventana y revivo aquellos abrazos en los que me susurrabas, lo mucho que me querías lo mucho que me amabas.
Y ahora te escribo para que sepas el daño que me has hecho, haciendo que descubriera que todo eso era mentira, que esos "te quiero" que salían de tu boca no eran más que palabras sin significado alguno para ti, que realmente ni me amabas, ni pensaba que era bonita. Así que ahora devuelveme lo que es mío, y devuélveme mi corazón. Olvídate de que te sigo amando, aunque intente ocultarlo bajo falsas sonrisas y estúpidos intentos de alejarme de ti. Sólo recuerda que nunca te olvidaré, simplemente que buscaré otras ocupaciones para mantenerte apartado de mis pensamientos.
Te quiere,
Noelia.

domingo, 10 de abril de 2011

The love is in the air.

+ ¿No crees que deberíamos hablar del hecho de que las dos estemos enamoradas del mismo hombre? Una vez Ulises y yo hablamos del hecho del que no elegimos de quien nos enamoramos, porque no se puede controlar no es algo que ocurra poco a poco si no que te arrasa como un tsunami.
- Julia.
+ ¿Si?
- Solo quiero que sepas una cosa, yo jamás me he metido ni me meteré nunca entre dos personas que quieren estar juntas.
+ Un tsunami no elige qué casas va destruir y cuales no, simplemente arrasa con todo.

Y punto.

La mala racha pasó, la mala racha que creastes. Ahora tengo una sonrisa en mi cara que ni tú mismo te atreverías a borrar. Todo ha vuelto a la tranquilidad, sin ti, todo vuelve a ser normal, así que te pediré un favor, no vuelvas nunca, estoy mucho mejor sin ti.

Es la cicatriz del amor(8)

¿Te gustaría correr para escapar del pasado? ¿Para luchar contra lo que te hace daño? ¿Para dejar de llorar de una vez y no dejar que te vuelvan a partir el corazón? ¿Te gustaría ser feliz otra vez? Seguro que todo te encantaría, pero el único problema es que un corazón roto no se arregla, porque aunque un día te levantes y digas: Por fin, soy libre, le he olvidado, pasé buenos ratos con él, le quise mucho pero ha llegado el momento de volver a poner una sonrisa en mi cara.
Pero lo único que nadie tiene en cuenta en ese momento, es de que por mucho que creamos que nuestro corazón vuelve a estar sano no es así, porque queda una gran cicatriz que puede reabrirse…

Ni blanco, ni negro, sino gris.

En la vida hay días que no deberían de haber empezado y días que no deberían haber terminado. Hay momentos inolvidables y lugares que se olvidan al instante. Hay personas que entran y salen de tu vida y otras que permanecen aunque no las tengas cerca. Hay días y hay noches. Hay besos increibles y besos que suenan a monotonía. Abrazos incómodos y aquellos de los que no quieres soltar. Hay horas que se hacen días y días que se hacen horas. Hay caidas divertidas y caidas dolorosas. Hay miradas que matan y miradas que te hacen soñar. Olores amargos o dulces. Olores que permanecen en tu nariz día tras día sin olvidarse. Hay gestos que enamoran y gestos que insultan. Hay amores verdaderos y amores por los que morirías. Hay personas que mienten para sentirse bien y personas que son demasiado tontas. Hay gente fea y gente guapa, pero en el fondo todos somos iguales. Hay personas que viven el momento pensando en que no volverán y personas que lo viven sin pensar en el mañana. Las que odian y las que quieren. Las que se hacen indispensables. Las que son el bien y el mal. Hay personas como tú y yo. Personas imbéciles que por miedo a la realidad no expresan lo que sienten.
Así es la vida, cuando tu dices blanco, yo digo negro. Cuando tú vas yo ya he vuelto.

F&F

¡Un día la suerte entró por mi ventana, vino una noche, se fue una mañana!

sábado, 9 de abril de 2011

:)

-Sonrrie por un único motivo
+¿Cuál?
-Él
+Es un buen motivo, pero dime, ¿qué hago si ese motivo ya no está?
-Fingir ése motivo.

DobleV:)

Me gustaría morir un rato y veros las caras que ponéis por mi ausencia para que supierais lo que habéis perdido, y luego volver a este puto mundo de mierda con una sonrisa de como si nada hubiera ocurrido.
Todo va fatal la vida no tiene y gente peor esto no es consuelo para mi si el dinero no marcha montar un bar en el cementero dinero seguro ..

La pura verdad.

Amar es el peor sentimiento del mundo y a la vez el mejor, porque es el único sentimiento que te produce tantos estados alterados juntos: preocupación, tristeza, felicidad, pasión, esperanza, odio, mentiras, sinceridad, emoción... ¿Quién dijo que amar era fácil? Claro que es fácil, pero tenerlo dentro de tu cabeza y de tu corazón puede ser lo peor que puedes tener en tu vida, puede que con el tiempo dejes de querer a esa persona… Pero es imposible olvidarla.

L.e.q.u.i.e.r.o.

Si retrocedemos unos cuantos años, unos cuantos días, unas cuantas horas, unas cuantas miradas....nos damos cuenta de todos aquellos rostros que miramos a lo largo de los años, y que todos menos algunos pocos especiales, nos eran indiferentes. Ahora que estoy contigo, me doy cuenta de que nuestro destino se cruzó mucho antes de lo que pensamos, desde aquel día que te conocí y me sonreíste no supe que hasta hoy no habría dejado de pensar en ti. Aquel día tan lejano, en el que lo único importante para nosotros dos era dibujar sin salirnos del dibujo, hacer la mejor figura de plastilina, aquel día en el que nuestro futuro no importaba. Hemos dejado atrás nuestra niñez, para dar paso a una vida llena de problemas, pero si uno de esos problemas es haberte conocido, no me importa vivir en este mundo. Porque no sé cuánto hace que siento esto por ti, sólo sé que antes te quería como amigo y ahora no puedo respirar sin verte pasar por delante de mi casa, no puedo vivir sin tocarte, sin mirarte... No puedo evitar buscarte cada vez que nos vemos en la calle, no puedo evitar que se me acelere el corazón al ver que me acabas de sonreír, sí, a mí, me has sonreído a mí. Hace que me sienta dichosa por dentro, que miles de mariposas bailen en mi barriga, que las piernas no me sostengan...
Tampoco puedo hacer nada por esto que siento, esto a lo que yo llamo amor, debería decirte lo que siento pero me da miedo, si tu respuesta es no, que se quebrante mi sueño, que se me rompa el corazón y perderte como amigo. Quisiera decir que puedo conformarme con tu amistad, pero cada día que pasa, me es necesario ver tu rostro siempre sonriente, para poder sobrevivir.

Uf..

-¿Lo amabas?
+ Sí...
- Entonces, ¿por qué dejaste de luchar por él?
+ De nada servía seguir haciendome daño por alguien que no me quiere...